Te huelo la desesperación desde Cuenca

Puede que sea un poco cruel y tenga su correspondiente repercusión kármica, pero voy a escribir sobre alguien a quien he conocido estas últimas semanas y que no encajaba en ningún grupo de hombres con los que me había cruzado hasta ahora: El ex-supuesto-golfo-que-en-realidad-es-un-desesperado.

Perfil

  • Entre 25 y 30 años.
  • Trabajo fijo sin opciones de promoción.
  • Ninguna inquietud intelectual.
  • Pretensiones por encima de sus posibilidades.
  • Grupo de amigos de toda la vida.
  • Hablan mucho, saben poco y hacen aún menos.
  • Se expresan en el idioma de los monitores de campamento infantil de la iglesia (i.e. plagado de diminutivos extraños y palabras derivadas de onomatopeyas).
  • Tan optimistas que apetece vomitarles encima.
  • Gusto excesivo por el contacto físico de oso amoroso.
  • Hablan de su gran experiencia sexual pero parece que tienen miedo de demostrarla; creen que pueden calentar utilizando el lenguaje.

Vamos, alguien vacío que se junta a personas con un cerebro de actividad media.

Lo único que diferencia a los miembros de este grupo de los “cazadores-de-aquítepilloaquítemato” es que los desesperados van de antiguos fuckers que se han cansado de ir “de flor en flor” cuando en realidad lo que les pasa es que tienen miedo de que les partas la cara si se lanzan. En el fondo, son conscientes de que no están al nivel necesario para que te fijes en ellos sin conversación previa (por lo de tener pretensiones por encima de sus posibilidades).

desesperación

Así expresamos Pernille y yo lo mucho que odiamos a este tipo de hombres

CRASO ERROR. Voy a hablar a nivel personal. La conversación con un chico es crucial para mí, siempre y cuando yo busque algo serio y el chico en cuestión no sea un bocachancla . Un hombre “normalito” se puede convertir en uno atractivo a los ojos de una mujer si la estimula mentalmente; vamos, lo que se conoce por tener labia. Pero si habla como un oligofrénico sólo la espantas, d’accord? Como en el fondo soy buena, voy a enumerar una serie de consejos acerca del lenguaje que debes seguir si quieres conseguir una chica:

  • Evita hablar como si te dirigieras a un niño de tres años: evita las expresiones “pupa”, “es una caca”, “a mí plin, yo duermo en Pikolín”, “pescadilla fuera del agüilla”.
  • Evita la letra “k” lo máximo posible al escribir. LO ODIAMOS.
  • No la trates como si fuera una damisela en apuros yendo de chico maduro que sabe qué hacer en cada situación.
  • No todas las frases necesitan tu afirmación, a veces son simples notas informativas. Si le preguntas qué comió y te responde “pollo”, no le sueltes un “eso está muy bien, el pollo es muy sano”.
  • No muestres tu desesperación intentando llamar su atención despidiéndote mil veces por Whatsapp para volver a los cinco minutos porque no te ha contestado. Nos gusta que os hagáis un poco los interesantes.
  • No utilices expresiones explícitas o vulgares del estilo de “vas a pasarte el finde abrazando al señor Roca”, “no te esperes un pollón”, ¿jalaste ya?”. Somos señoritas y esas expresiones nos hacen huír despavoridas.
  • No pongas caritas tristes de emoticono, nos exhasperan, no tienes dos años.

En resumen, no seas pesado.

Todas nos vamos a encontrar con chicos así, es normal. Realmente sólo quieren sexo, pero intentan alcanzarlo por el camino de la sensiblería. Voy a daros un dato muy importante: Sensiblería en ningún momento equivale a sexo. Sólo equivale a largas conversaciones con amigas/madres riéndonos de vosotros.

5 comentarios en “Te huelo la desesperación desde Cuenca

  1. Pues yo puedo decir q después de leer sobre la desesperación hay tíos q dicen y desdicen lo q les pasa q hasta parece q es una prueba de resistencia. Yo pa una vez q espero la ocasión de liarse con aalguien q me gustaba a rabiar me sale con “es q te respeto y te tengo aprecio” después de tontera conmigo varias veces…. no se si lo hizo por desesperación,borrachera, le fui un reto o yo q se… pero desesperados estamos todos alguna vez pero yo con el tiempo gane en dignidad y no arrastrarme aunque sangre por dentro! Ea ya lo he dicho!

    Me gusta

  2. Pingback: Fin de la historieta ésta por Dios « Sara Doe

  3. Pingback: Excusez-moi « Sara Doe

  4. Por suerte o por desgracia, aunque parezcas pretender hablar por el 100% de las tías, por cada idiota de ese calibre hay al menos una chica igual de rancia y plana (mentalmente). O sea que lo mismo no eres su target.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s