Tipos de mujer

Me habéis puesto a caldo hasta quedaros a gusto antes de dejarme terminar lo que había empezado. Un post sobre los tipos de hombre, amigos, no tiene sentido sin su correspondiente post sobre los tipos de mujer. Hay muchas, y casi todas muy malas.

Antes de empezar a clasificar mujeres como si fueran rocas, tengo que decir que ayer olvidé añadir el grupo de los informáticos; tal vez porque es el único en el que el 90% de los miembros son decentes; así que no tenía “chicha”.

Comida casa Pernille

Se nos coló un hombre

 Allá voy con los tipos de mujer:

Inseguras

Todos tenemos la típica amiga que cada fin de semana tiene que liarse con un chico para no sentirse fea. Intentan que todas sus amigas estén de peor ver que ella para reafirmarse. Cuando tienen novio desaparecen; y, si aparecen algún día (por supuesto con él), te mirarán como fieras cada vez que le hables.

 Pero bueno, no me voy a cebar con este tipo de “mujer” porque dan bastante pena y no es plan de atacar a mi género.

Divas

Discoteca llena de gente bailando borracha, música cutre. Llega la diva. Se toca el pelo y entra moviendo las caderas al ritmo de la música mientras se quita el abrigo mirando con condescendencia a la multitud. Realmente no están mirando a nadie, fijan su vista en el infinito mientras piensan en lo maravillosas que son y en que, en ese bar, ni en ninguno, tienen competencia.

Me llamábais diva. PA' TU CHIQUILLO.

Me llamábais diva. PA’ TU CHIQUILLO.

Son jodidamente insoportables; a no ser que sean inseguras camufladas; en ese caso, dan aún más pena.

Despechadas

Las típicas que siguen pilladas por su ex-novio, así que se dedican a liarse con otros, o a publicar en su Facebook toda su vida para que él lo lea. El resto de las mujeres son competencia. Montan escenitas, pollos y obras de teatro completas. Escucharlas a ellas es como escuchar las letras de un disco de “Pimpinela”.

 Chicas “Perro del Hortelano”

Los chicos las conocéis de sobra. Son las típicas que os dejan y hacen lo que les da la gana, hasta ahí normal; pero en cuanto os acercáis mínimamente al espacio vital de una mujer que no sea ella… PREPARÁOS PARA AGUANTAR REPROCHES Y LLOROS. Si dais con una de éstas, vais a tener que aguantar cómo ella se deprime y se pone mustia cada vez que tú conoces a alguien, mientras ella publica fotos con su nuevo novio en su muro de Facebook.

Chicas de grupo

Las típicas chicas que siempre se mueven en manada, hablan muy agudo y, cada vez que salen, hacen algo “súper cool”, como disfrazarse todas de lo mismo, ir a tomar cócteles y luego “a la caza de hombres, tíiiiia”. Lo bueno de las chicas de grupo es que no suelen ser de ninguno de los otros tipos, van bastante a su aire.

382959_10151317593509586_770923688_n

Eso sí, en cuanto falta una, van a criticarla; pero de la manera en que sólo las mujeres sabemos criticar: intentando dar la impresión de que no es una crítica, sino una simple preocupación por ella, porque “la notamos distante y diferente, tal vez le pase algo”.

Chicas-chico

La típica chica que siempre está rodeada de chicos y no porque esté buena, sino porque es prácticamente una de ellos (sin ser una marimacho). Hablan de cualquier tema con naturalidad y no se espantan cuando les ponen un vídeo porno o alguien cuenta un chiste cruel.

El libro

Roba-novios

Es una categoría, sí. Aunque no parezca posible, hay chicas a las que sólo les atraen los chicos que tienen novia. Y les atraen aún más si la novia es amiga suya (bueno, amiga). Supongo que son una subcategoría de las “Inseguras”, necesitan saber que pueden conseguir al novio de una amiga para sentirse mejor con ellas mismas. Triste.

Lo bueno de este tipo de chicas es que te libran de los mamarrachos. Si tu novio llega a ponerte los cuernos con ella es que no merecía tanto la pena.

Pagafanteadas

Las típicas chicas que siempre tienen un pagafantas al lado. La mayoría de las veces ni se enteran de que su amigo está pillado por ellas, así que en el fondo no son malas. Eso sí, el resto de la humanidad sufrimos por el pobre chico, al que se le nota a la legua que está hasta las trancas por ella. Ella confía plenamente en su amigo, le cuenta todos sus problemas, sí, incluso lo mal que se lo está haciendo pasar ese chico tan terriblemente atractivo para ella (y tan terriblemente mamonazo para él) que pasa de ella.

En cuanto a la clasificación fea/guapa, no tiene sentido con las chicas. En general somos más sentimentales que los chicos, y lo de poner el listón por el suelo no es lo nuestro, salir con un chico por salir con alguien no es algo que generalmente podamos hacer. Y, en la mayoría de los casos, ni siquiera para el sexo casual son capaces de estar con alguien sin que exista, al menos, atracción física (por mucho alcohol que corra por nuestras venas), ya que podemos sobrevivir sin sexo durante más de dos días, a diferencia de los hombres.

Ni ella lo haría

Aquí termina mi post de hoy. Ruegos, preguntas e insultos abajo, por favor.

8 comentarios en “Tipos de mujer

  1. Las personas que mantienen una relación marcada por la existencia de un elevado potencial de traición desperdician una gran
    cantidad de tiempo y energía emocional. Tanto si el temor de los integrantes de la pareja gira en tomo al adulterio como si se centra en otras preocupaciones.
    las personas recelosas actúan a la manera de un detective
    o de un fiscal, dedicándose a interrogar a sus parejas y tratando de verificar
    que su inseguridad tiene efectivamente una justificación.

    El hecho de haber analizado a lo largo de los años y con gran detalle a
    un gran número de parejas me ha llevado a formular siete principios clave con los que se
    pueden mejorar las probabilidades de conservar una relación positiva.
    He descrito las características de estos en mi libro Siete
    reglas de om para vivir en ¡»atejo* y con ellos vengo a resaltar el valor
    de la amistad entre los miembros de la pareja,
    de la aceptación de la influencia del otro y de la capacidad para mostrarse amable durante los episodios de discrepancia que puedan surgir.
    Estos elementos básicos siguen constituyendo un potente conjunto de herramientas aplicable a todas estas relaciones.

    Un hombre que sospechaba que su mujer le engañaba tuvo
    una buena mañana la ocurrencia de marcar con tiza las
    ruedas traseras del vehículo de su esposa antes de irse él mismo al trabajo.
    Más tarde, al descubrir que las marcas de tiza habían desaparecido -lo que indicaba que las ruedas habían girado-.

    el hombre preguntó a si había tenido que salir de casa.
    Sin recordar que había ido en un sallo a la oficina de
    correos, la mujer le dijo que no. Aquello provocó un furibundo ataque de celos, con lo cual los niveles de estrés de ambos miembros de la pareja se pusieron por las nubes.

    El experimento que acostumbro a realizar con mayor recibe el nombre de «discusión de conflictos» y en ¿I solemos pedir a la pareja que entable
    una conversación sobre alguno de los temas en que se hallen en desacuerdo por espacio de quince minutos.
    Para facilitar el análisis de las respectivas expresiones faciales que adoptan
    en el transcurso de sus disputas, dedicó
    específicamente una cámara de vídeo independiente a cada
    uno de los miembros de la pareja, y de esta manera puedo contemplar sus rostros en
    tiempo real en una pantalla dividida en dos mitades.

    Me gusta

  2. Pingback: Chicas-chica Vs. Chicas-chico | Sara Doe

  3. Pingback: Tipos de mujer II | Sara Doe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s