Tipos de mujer II

Más de una persona me ha preguntado si habría segunda parte del post “Tipos de mujer”, os habéis acostumbrado a que escriba las entradas en dos partes, ¿o qué? Sé de sobra que faltan algunos tipos; si me hubiera puesto a decirlos todos, tendríamos hasta mañana. Pero si queréis más… aquí tenéis alguno:

Desesperadas

Se caracterizan porque aguantan todo lo que les hace la persona que les gusta. Hacen un pacto con el diablo en el que ofrecen su dignidad y su orgullo a cambio de la sobresaliente capacidad de fingir orgasmos para satisfacer a su hombre.

No quiero tener que volver a mencionarlas, pero podríamos decir que son, en parte, mujeres inseguras. El lumpen del terreno amoroso.

 Frías materialistas

Para ellas, el atractivo de un hombre es directamente proporcional a su cargo y a la cantidad de dinero que haya en su cuenta. Ejemplo más claro: millones de lectoras de 50 sombras de Grey. Todos sabemos que si el protagonista fuera fontanero en lugar de un CEO hipermegamultimillonario, su rollito de dar azotes, latigazos y ataros a los barrotes de la cama os parecería de depravado.

Trabajo ideal: Prostituta de alto standing.

Coqueteras

Doy las gracias a Pepe por este término tan fino que sustituye al burdo y basto “calientapollas” de toda la vida. Lo más gracioso de estas chicas es que ellas son plenamente conscientes de lo que hacen y les encanta. Miento, en realidad lo más gracioso de estas chicas es que creen que acostarse con un chico es de “guarra”.

Claro, maja, claro, liarte con él contra la pared de la discoteca durante toda la noche arrimándole cebolleta y susurrándole cochinadas al oído está muy aceptado por la Biblia. Te van a beatificar.

 Artificiales

Silicona en labios, pecho y culo. Ropa siempre ajustada, corta y escotada. Tienen que comprar tallas enormes para que sus tetas quepan en las prendas. Se las reconoce por lo obvio cuando las miras de perfil; y, de frente, se caracterizan por parecer un besugo de hace una semana.

Pero no nacieron con silicona hasta en el alma; antes fueron chicas normales con el sentido estético anclado en la Pamela Anderson de “Los vigilantes de la playa”. Cuando aún están sin operar, se las reconoce por los morritos de pato retrasado que ponen hasta para pedir la hora, las fotos tomadas en su baño en plano cenital y la cantidad, por encima de la media, de ropa con estampado de leopardo.

No sé si queréis más, yo creo que ya está más que bien por hoy. Los insultos como siempre: abajo, de manera ordenada y premio la originalidad; no me mandéis a fregar, ya está todo fregado.

525855_10150767633338326_441158647_n

Ta to fregao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s