¿Tensión sexual? Yes please

No entiendo qué me pasó ayer, pero creo que os debo una disculpa a todos por no haber sido fiel a mi estilo y no haber echado un montón de mierda sobre algún estrato de la sociedad. Mis compañeros de trabajo son molones, pero bueno, que tampoco son santos, algo de basura fácil podría haber sacado. Pero bueno, tengo una excusa totalmente válida y verosímil para justificar mi blandunguería de ayer: estaba poseída por el espíritu de Tinky Winky.

Ahora ya entro en materia. Hoy escribiré sobre algo que, al menos a mí, me ha causado algún que otro quebradero de cabeza: la tensión sexual como estimulante de la amistad. No hablo de amor, ni de nada parecido, hablo de un plano puramente físico, el típico amigo al que matarías a partidas de cartas.

Tal cual

Tal cual

No sé si a vosotros os pasa o es sólo a mí que soy muy rara, pero encuentro mucho más estimulante una amistad cuando existe una cierta tensión pre-partida de cartas; ya sea sólo por mi parte, o por las dos (si es por las dos mejor, por eso de que te sientes menos idiota). Me resulta mucho más divertido quedar con alguien si existe un poco de tensión de partida de cartas, te motiva, ya que ésta suele ir in crescendo, de modo que vas creando una bola de tensión pre-partida de cartas que se va haciendo más y más grande cuanto más os veis. Empiezas por ponerte un poco de raya de ojos, pasas a sumarle un toque de colorete, después te pones un poco de color en los labios y terminas poniéndote hasta tacones. ¿Qué hay más divertido que juguetear? Pues muchas cosas, pero las mujeres somos unas zorras ligeramente crueles por naturaleza y, francamente, estamos cortadas todas por el mismo patrón. Así que, si vuestra amiga hace más de la mitad de las cosas que voy a enumerar a continuación, amigo mío, es que quiere que quieras jugar a las cartas con ella.

  • Se echa el pelo a un lado cuando sabe que estás mirando para darte una visión privilegiada de su cuello (qué amable).
  • El botón de su blusa se desabrocha continuamente, ¡vaya, qué despiste!
  • Suspira repentina y sonoramente, con un ligero gemidito final.
  • Te dedica una media sonrisa mientras te mira por debajo de las pestañas cada vez que haces un comentario erótico-festivo (en este, me veo en la obligación de hacer una aclaración, yo tengo el horrible vicio de hacer este gesto cada dos por tres, puede ser un simple tic picarón).
  • Su trasero roza tu brazo más de dos veces al día.
  • Se estira sacando más pecho de lo normal, también con un gemidito final.
  • Se muerde el labio.

Hay más rasgos infalibles e impepinables que no debéis saber porque me da pereza escribirlos si los supiérais tendría que mataros, así que conformaos con estas joyitas. Aunque ¡ojo! que haga esto no significa que quiera jugar a las cartas con vosotros, lo más probable es que sólo quiera que vosotros también mostréis que el interés porque esa partida de cartas tenga lugar es mutuo. La mayoría de las mujeres definimos claramente una friendzone en la que estáis todos encerrados, rollo habitación antipánico; pero si vuestro atractivo está por encima de la media, es necesario para el ego femenino que mostréis algo de inocente interés por vuestra parte también. Un poco por decencia y reciprocidad.

Sé que estáis pensando que somos unas cerdas y asquerosas calientapollas coqueteras, pero no tengáis morro, que sé de sobra que si por vosotros fuera, habríais jugado a las cartas con cualquier amiga con más de una talla 90 de sujetador. Dadme las gracias porque os estoy ayudando a conocer un poco mejor la complejidad del género femenino. Ahora ya sabéis que una chica, con un amigo, como mucho querrá la tensión pre-partida de cartas; ya que ésta estimula la amistad y aumenta las ganas de quedar. Una vez se juega a las cartas con un amigo todo se complica y bla bla bla, esto ya si eso para otro post.

Yo creo que por hoy ya ha habido más que de sobra. Hasta que vuelva. Con Dios.

3 comentarios en “¿Tensión sexual? Yes please

  1. Me encanta este tema, si vosotras no quisierais estas muestras de interés nosotros no podríamos jugar (no a las cartas) y la vida sería muchísimo mas aburrida…, es nuestra responsabilidad no crear el confort necesario para que se dé la friendzone, así que ¡si!, si un chico os ignora en momentos estratégicos puede ser porque quiere jugar a las cartas, cuidado con él…, sabe demasiado…, es peligroso…, si un chico después de la tercera o a lo sumo quinta cita no consigue jugar a las cartas puede perder interés. ¿Es un cerdo?, si, pero no por eso. Probablemente os conozca mejor de lo que pensais…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s