Diccionario Mujer-Castellano

Sé que he desaparecido repentinamente, incluso en Twitter he estado más ausente. Me gusta echar la culpa de esto a la sobrecarga de trabajo, pero en realidad no ha sido más que la típica semana sin inspiración. Pero vamos, que tampoco debería flagelarme demasiado, he ido a ritmo de post por día, llegará un momento en el que no queden temas y entonces sí que escribiré mierda de verdad. Pero bueno, que tampoco ha sido sólo falta de inspiración, trabajo he tenido bastante también, no os creáis.

Lo siento, soy una mujer muy ocupada

Lo siento, soy una mujer muy ocupada

Bueno, me pongo ya a lo que toca. Los hombres siempre decís que las mujeres no somos directas, que nunca decimos las cosas claras. Puede que tengáis razón, muchas veces preferimos ponernos mustias antes que deciros directamente lo que queremos porque vosotros sois unos tiranos de mierda un poco complicaditos también, así que no nos echéis tanto la culpa de todo. El caso, que para ayudaros, aquí os dejo un mini-diccionario con las expresiones más utilizadas por las mujeres y sus correspondientes traducciones:

  • No, no me pasa nada: si una mujer os dice esto, no sólo le pasa algo, sino que considera que lo que le pasa es directa o indirectamente por vuestra culpa. Cuando digo indirectamente quiero decir que no tenéis absolutamente nada que ver, pero no la habéis apoyado como necesitaba, lo cual os convierte impepinablemente en culpables.
  • No, tranquilo, no hace falta que me lleves: tenéis una fiesta con amigos/evento importante/cena de trabajo el viernes, se lo mencionáis el lunes, ella quiere ir y os lo hace saber con comentarios del tipo “no tengo planes para este viernes, a ver qué hago” o “vaya, hay una oferta especial para el cine este viernes, pero tú tienes esa cosa que hacer… a ver qué hago”. Tú le propones que te acompañe y ella te responde de esa manera. LLEVADLA.
  • Me duele la cabeza: Si os dice esto, probablemente le duela la cabeza, a no ser que utilice esta frase como respuesta a “cariño, ¿jugamos a las cartas?”. En ese caso, hay dos opciones:

a) Que le preguntéis si le pasa algo y os responda con un “no, no me pasa nada”. Creedme, ésta es la mejor opción, quiere decir que es algo puntual por algo que habéis hecho, con un poco de conversación, una disculpa (aunque no sepas ni lo que has hecho mal) y cuatro mimitos, tenéis partida de cartas asegurada.

b) Que ya no le atraigáis lo suficiente como para jugar a las cartas. En ese caso, las partidas de cartas serán casi inexistentes debido a su migraña crónica. De vez en cuando, cuando ella esté muy necesitada de jugar a las cartas, echaréis una partidita rápida y daos con un canto en los dientes.

  • ¿Has fregado?: Si pregunta esto es porque sabe de sobra que no lo habéis hecho, sabe perfectamente que, como siempre, habéis terminado de cenar y os habéis tumbado en el sofá a engordar reposar la comida. Esto tiene fácil solución, además, si lo hacéis bien y con sigilo, os aseguro que habrá partida de cartas como recompensa. Lo que tenéis que hacer es, silenciosamente, levantaros del sofá, ir a la cocina de puntillas y poneros a fregar antes de que ella llegue a la cocina y se encuentre la pila de platos en el fregadero.
Yo he cocinado, ahora la cacharrada la friegas tú, majo

Yo he cocinado, ahora la cacharrada la friegas tú, majo

  • Creo que está camiseta me hace gorda: Aquí es tan sencillo como que le digáis que no, que está muy delgada, que de hecho estaría más guapa con unos kilitos más. Partida de cartas asegurada, probablemente más desenfrenada que de costumbre porque estará más segura con su mano de cartas.
  • Tengo una comida familiar y me han dicho que si quieres venir, ¿te apetece?: Estáis en jaque (prácticamente en jaque mate), esta pregunta tiene trampa, si le dices que no, probablemente ella lo entienda como un “no toma lo nuestro en serio”, si le dices que sí, probablemente lo entienda como un “VAMOS A CASARNOS Y A TENER MUCHOS HIJOS, ¡YUPPIIIIIIIIIIIIII!” No se me ocurre manera de libraros de ésta. Lo siento.
  • Esa compañera tuya de clase/trabajo con la que hablas tanto es muy guapa, ¿no?: Este es otro jaque femenino clásico, si le dices “¿ah sí? No me había fijado, la verdad” sospechará de vosotros, porque vosotros siempre os fijáis y si le dices “sí, es guapa”, no importará la naturalidad y condescendencia con la que lo digáis, se enfadará. Se enfadará muchísimo. De modo que miradla a los ojos con cara de “ya sé por dónde vas, no te pongas idiota” y no la dejéis seguir con el tema. Si le dais un besito tierno, la tendréis contenta un rato.

De momento paro ya. Creo que por hoy está de sobra, intentaré postear pronto, me gusta más así, cuando es más en plan sorpresa. Con Dios.

P.D.: Termino este blog siendo más rubia que cuando lo empecé, literalmente. Me he dado un baño de color, temed los posts que pueda escribir tras este cambio. Ahora sí, con Dios.

Un comentario en “Diccionario Mujer-Castellano

  1. Pingback: Diccionario Hombre-Castellano | Sara Doe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s