La anti-lista

Me aburro supinamente. No sé por qué, no tengo tiempo para ello. Llevo todo el día de un sitio para otro, que si universidad, que si oficina, que si clases, que si hostias en vinagre; pero bueno, así dejaré de poder echarle la culpa de los kilos que he cogido desde que estoy en Valencia al sedentarismo para pasar a la cruda realidad: la comida china y el helado.

Pero el aburrimiento no es lo que me ha traído aquí de todos modos, sino mi necesidad de hablar sobre qué no hacer si quieres tener una pareja estable. O ligar en general. O qué narices, conseguir que un chico se interese por ti. Porque es muy fácil conseguir a un chico para un rato. Para el primer rato. Lo difícil es conservarlo, o al menos hacer que él tenga ganas de compartir más momentos contigo. Tanto si sólo quieres partidas de cartas ocasionales como si quieres algo serio, hay una serie de puntos o unas bases fundamentales que debes tener claros.

Como no, estas bases las estructuraré en forma de lista, ésas que a mí tanto me gustan. Y en psicología inversa, una especie de anti-lista, o una tonta. Porque las mujeres en el fondo, siempre funcionamos así, hacemos lo contrario a lo que se nos aconseja. Bautizaré esta anti-lista como: Cosas que hacer para que un hombre huya despavorido.

  • Haceos las interesantes. Nada gusta más a un hombre que una chica hueca que intenta hacerse la interesante. Para nada lo pilla a los cinco segundos. Siempre queda bien lo de ir de femme fatale si en realidad estás desesperada por que te quieran.
  • Hazte la dura ad infinitum. Alarga el tira y afloja lo que haga falta. Si quieres que un chico huya de ti, no hay nada mejor que ir por la vida en plan chica difícil. Es más, cuando ya lo hayas enamorado o al menos lo hayas dejado pillado hasta las trancas, aumenta la intensidad y hazte aún más la estrecha.
  • Sé una impertinente. No sé, suéltale frescas y borderías sin que vengan a cuento. Si no le gusta que fumes en su casa, rétale, fuma en cada punto del inmueble; es más, échale el humo en la cara. Si justamente lo pillas suspirando, mejor.
  • Liga con sus amigos. Tú sal con él de fiesta y tontea con sus amigos en su puta preciosa cara, es más, pasa de él para hablar con sus amigos. Intenta que vuestras narices no estén a más de dos milímetros, sería demasiado sutil si no. Es más, si en algún momento puedes ponerles el escote en la cara, mejor que mejor.
313287_10150339786996650_817988137_n

Baila así con su mejor amigo, buen rollito

  • Déjalo en evidencia con su madre. Si en algún momento se da la situación de que su madre lo llame mientras está contigo y él lo coge, suelta alguna burrada en plan “eh, ven aquí, que quiero jugar más a las cartas” o “¿otra vez la pesada de tu madre? Joooder Jopelines, me tiene hasta los huevos las narices”. Los hombres tienden a adorar a sus madres, si consigues caerles mal rápido, ya no te querrán para nada serio.
  • Daña su ego. Los hombres supuran ego, sudan ego, destilan ego, son ego rodeado de piel; así que con cualquier rozadura se les daña. La forma más fácil de hacerlo es no mostrar que te diviertes jugando a las cartas. Pero que no los escuches también les hace pupa, cuando te cuente algo de lo que se sienta orgulloso, una historia de superación personal y autodescubrimiento, ignóralo por completo y cambia de tema bruscamente, en plan “oye, ¿ponemos la tele? Es que me aburro…”, lo dejarás descolocado y te odiará un poquito más. Good job.
549386_10150786366838326_770273057_n

Así hay que ignorarlos

Si con todo esto no ha huído aún, caben dos opciones:

  1. El chico está desesperado, o
  2. Le gustas de verdad.

Si se trata de la primera opción, si lo que le mantiene a tu lado es la desesperación, entonces tendrás que pasar a las medidas más bestias:

  • Di que su baraja de cartas es pequeña delante de sus amigos. O a solas, les duele igual.

Yo creo que ya está, esa medida será suficiente, si con esto no te deja, hija mía, te doy mi más sincero pésame por haber jugado a las cartas con semejante despropósito emocional. De todos modos, puede tratarse de la segunda opción, que le gustes de verdad; en ese caso, el chico probablemente tenga un grave problema de autoestima y una inteligencia emocional muy inferior a la media, ya que le gustan las mujeres que lo desprecian y maltratan emocionalmente. Probablemente, con lo perturbado que está, simplemente tengas que ser dulce y cariñosa para que te deje.

Yo creo que por hoy ya está bien; que además es viernes, tenéis que arreglaros y salir a la caza de alguien a quien hundir la vida. Con Dios.

5 comentarios en “La anti-lista

  1. What i do not realize is if truth be told how you are now not actually much more smartly-preferred than you may be now.
    You are so intelligent. You realize therefore considerably when it comes to this topic,
    produced me individually believe it from numerous varied angles.
    Its like women and men aren’t involved until it is one thing to accomplish with Woman gaga! Your own stuffs excellent. All the time take care of it up!

    Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas en tu post y es todavía más interesante que la reflexión provenga del punto de vista de una mujer ya que a veces da la impresión de que, por una parte, algunas mujeres no se enteran de la realidad de estos puntos y, por otra, se desligan un poco de la responsabilidad de invertir cierto nivel de energía y esfuerzo en hacer que una relación funcione, por lo menos una relación duradera. Yo resaltaría, además, la importancia de los filtros iniciales para la selección de pareja. Como tú bien dices: “[…] es muy fácil conseguir a un chico para un rato […] Lo difícil es conservarlo”. Una de las causas de esta gran verdad radica en el hecho de que el filtro a aplicar para intentar conseguir una relación esporádica difiere sustancialmente de aquel que la chica quiere utilizar para una relación más duradera y pasa (y lo digo por el caso de muchas amigas) que se utiliza el primero esperando los resultados del segundo. En otras palabras (o en mis palabras): Que se espera encontrar al poeta contemporáneo a las 4 a.m en la entrada de las Ánimas, con un cubalitro y una chufa de cojones. La gente hace lo de siempre y no entiende que le pase lo de siempre. Y, en este caso, lo único que se hace ad infinitum… es la infelicidad, jeje. Gracias por el post! ;-)

    Me gusta

    • “Que se espera encontrar al poeta contemporáneo a las 4 a.m en la entrada de las Ánimas, con un cubalitro y una chufa de cojones.” No lo podías haber sintetizado mejor, me ha encantado jajaja

      Gracias por tu comentario, me alegra saber que sé algo de psicología masculina, aunque sea un poco :)

      Me gusta

  3. El ego es la carga mas pesada que un hombre puede llevar, además ocupa espacio y dificulta la movilidad… A las chicas se os nota a la legua cuando os hacéis las interesantes, probablemente porque el 99,99% del tiempo no os hace falta y llama la atención. Vaya, cómo perder a un chico en una noche, no tiene pérdida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s