Brain is sexy

Siempre  me he considerado una persona de lo más superficial. La típica chica que se deja llevar por la belleza e idealiza a un hombre sólo por su físico. Antes de juzgarme, pensad que podría ser peor, hay muchas mujeres que se enamoran de la cartera; yo me dejaba encandilar por una cara bonita. La belleza me mata.

Y en el fondo creo que todas somos un poquito así. Si un feo te habla mucho es un pesado. Si un guapo te habla mucho es “súper mono”. Si un feo te soba en una discoteca es un “baboso asqueroso”, si un chico guapo te mete mano, le apartas pero le miras con cara picarona, no vaya a ser que se rinda si te ve demasiado rotunda. Las personas somos bastate superficiales por naturaleza, hasta que damos con alguien que nos cambia por completo.

Como para ser superficial de esta guisa

Como para ser superficial de esta guisa

En mi caso, mi epifanía tuvo lugar en verano de 2012. Iba con mi mejor amiga por Gijón de fiesta y nos metimos en una discoteca de la zona de la playa. Primer error de la noche. Nada más entrar lo vi, un Adonis: alto, fuerte pero no demasiado, definido. Ojos azules, piel morena y pelo rubio perfectamente peinado. Vestía bien. Sonrisa perfecta, dientes blancos y rectos, mandíbula ancha. Un caramelito, vamos. Todas las chicas de la discoteca babeando. Y, puede que esto suene terrible, pero fue la realidad, Laura lo puede corroborar; vino hacia mí. Según se acercaba, yo daba saltitos por dentro, me imaginaba a un chico inteligente, con conversación; en mi mente estaba idealizadísimo, seguro que me invitaba a una copa y hablábamos de algún tema súper pedante, seguro que sabía seducirme… y él seguía acercándose, cada vez más certa, hasta que:

– Hola.

– Hola.

– Soy Menganito. ¿Cómo te llamas?

– Sara.

– ¿Y a qué te dedicas?

– Estudio y doy clases de inglés.

– Yo soy modelo.

ZAS. Esas tres palabras cayeron sobre mí cuan jarra de agua fría. La conversación es muy real, fue así. Podéis pensar que yo era una seca, siempre soy así, se llama timidez. Pero aquí lo importante no soy yo, es lo cutre que era él. El resto de la conversación se resumió en el susodicho diciendo mil veces las cuatro tonterías que había hecho en el mundo de la moda hasta el momento. Me quedó bastante claro que había ganado no sé qué en Salamanca, no estaba demasiado atenta a su conversación, sólo podía buscar desesperadamente con la mirada a mi perdida entre la multitud mejor amiga. Le mandé un Whatsapp un poco a escondidas, un grito ahogado de socorro, pero no había cobertura dentro de la discoteca. Entonces…

– ¿Quieres una copa?

– Vale.

Creo que esos diez minutos de conversación hueca se merecían al menos una cerveza de recompensa. He tenido que aguantar su mierda durante casi un cuarto de hora, qué coño una cerveza, no, la cerveza más cara. Casualmente la camarera también era modelo, como no… y se conocían, eso le dio cuerda para otros diez minutos.

Afortunadamente el chico no estaba demasiado espabilado, así que no intentó entrarme ni una vez, hacerle una cobra habría hecho infinitamente mucho más incómoda la situación. Aparecieron sus amigos, guapísimos también, y encima estaban en cuarto de ingeniería industrial. Genial, me había tocado el tonto. Muy simpáticos, le dieron la típica palmadita en el hombro de “venga campeón, a por ella”. Quería llorar, y entonces llegó ella: Laura, a salvarme, cuan Juana de Arco, me cogió del brazo y se inventó la clásica excusa: Sara, está Manolito fatal, vamos a buscarle.

Ése fue el día en el que dejé de ser superficial, esos veinte minutos que se me hicieron eternos supusieron un antes y un después en mis criterios de búsqueda amorosa. La epifanía. Y ya está bien. Con Dios.

Pero bueno, tampoco me malinterpretéis, el listón sigue alto, no os penséis que esto es jauja.

5 comentarios en “Brain is sexy

  1. Impresionante retórica y cultura general Diego Fernando, aunque estoy bastante seguro de que con las tetas sí se puede interactuar. No son emocionalmente estimulantes, pero no dejan de ser un estímulo, probablemente algo sí que se puede hacer. Un saludo.

    Me gusta

    • Argumento indiscutible el tuyo. Es un estímulo más… por demás nada despeciable jejeje :D Gracias por tu comentario, Señor X. Un abrazo :)

      Me gusta

  2. “Creo que esos diez minutos de conversación hueca se merecían al menos una cerveza de recompensa. He tenido que aguantar su mierda durante casi un cuarto de hora, qué coño una cerveza, no, la cerveza más cara.” – Jajajaja… comentar esto es caer en redundancia… buenísimo jaja :D

    Tu post me ha hecho recordar un artículo de un famoso neurocientífico de la Universidad de New York, en el que describe de una forma científico-poética lo que viene a ser “el amor cerebral”:

    “Uno no se enamora de una mujer porque tiene unas tetas buenísimas, uno se enamora de su cerebro, porque con él se interactúa y se avanza, con las tetas no. Amar es cerebralmente un baile y hay que bailar con el que pueda danzar con el cerebro de uno. Amar es bailar, no hacer gimnasia. Encontrar eso es muy difícil; hallarlo es un tesoro.” – Dr. Rodolfo Llinás (Tomado de: ¿Qué son el cerebro, Dios y el amor?).

    A mí, ya desde los 16 años, una chica que estaba como un tren me enseñó ampliamente el significado del título de tu post: “Brain is sexy” al hacerme aguantar las 4 horas más aburridas de mi vida… y todo porque estaba buena. My mistake. Entre eso y mi “particular personalidad” y, aunque comparto con el resto de los hombres la afición por las tetas, yo al final me quedo siempre hechizado por una buena inteligencia. A veces hasta por más de 4 años. :-)

    Gracias post el post! ;-)

    Me gusta

  3. Yo siempre he dicho que eso de que el exterior no importa es una gilipollez políticamente correcta. Si alguien no te atrae tanto por fuera como por dentro (véase el caso del modelo Menganito) no hay tutía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s