Conocer a su familia

Hola a todos, feliz mierda de lunes, os escribo desde mi sofá, porque ahora teletrabajo, como una auténtica vago freelance, esto tiene sus ventajas, pero también sus desventajas; pero ya hablaré de ellas, porque dan para un post (y de los largos) y no me quiero salir de mi guión, hoy voy a hablar de algo mucho más importante, el momento clave en toda relación que se precie, el turning point: el día que conoces a su familia.

Shit starts to get serious en este momento, conocer a la familia de tu pareja puede ser difícil o muy difícil, dependiendo de lo educada que seas tú; si eres educada, modosita y sabes estar no debería ir demasiado mal; pero si eres una choni de barrio, hija mía, jamás te van a querer para su querido hijito. Partiendo de esta base, y asumiendo que no te comportas como un potro salvaje cuando la situación requiere simpatía y saber estar, empiezo con lo mío.

Código de vestuario

En el momento de presentación formal absolutamente todo es importante: la ropa, la sonrisa blanca y limpia, el pelo bien peinado, los zapatos, las uñas bien pintadas, perfume… Y esto va por orden de importancia, la ropa es fundamental, hay un código, es verdad, nada de vestidos ajustados y cortos, todo lo que lleves tiene que ser vaporoso y poco por encima de la rodilla o vaqueros (aunque de esto último yo no soy demasiado fan).  Si llevas blusa, encárgate de que esté bien abotonada y no transparente, ninguna madre quiere para su hijo una chica que vaya enseñando el sujetador, ni siquiera insinuándolo.

3402324ea28111e2bd6022000aa80383_7

No marques, no me seas vulgar

Actitud

  • Sonríe, si eres tímida, mejor que mejor, yo soy tímida, y ese punto de timidez te hace parecer incluso más educada. No cojas nada a no ser que te lo ofrezcan. Sonríe más. Es más, sonríe todo el rato; pero sin enseñar los dientes. Siéntate en silencio y responde con calma a lo que se te pregunte.
  • Hay una serie de temas prohibidos (a no ser que vuestra ideología sea similar): política, religión y, con su padre, fútbol. Aún si compartís ideas, deja que sean ellos los que saquen el tema. Nada mejor que ser prudente en tus palabras. Si el tema sale y tú eres diametralmente opuesta a ellos, no digas nada, no entres en una discusión, di educadamente que “ese es un tema muy amplio y que tiene muchos puntos de vista”, no te mojes tan rápido.
  • Por su puesto, nada de besos, sólo muestras de cariño tímidas y recatadas como tocarle el pelo para indicarle que todo va bien, que no te mueres de miedo.
  • No te quejes de absolutamente nada, si no te gusta la comida, te callas, es más, no te callas, la halagas. Si eres vegetariana/tienes alguna alergia, dile a tu pareja que lo diga en casa para evitar momentos incómodos.
  • Ofrécete para poner y quitar la mesa, fregar… no dejes todo el trabajo a sus padres, una buena idea es que te ofrezcas junto con tu novio a poner la mesa, para que vean que, no sólo eres activa y educada sino que también haces que su hijo colabore, un primor de chica, vamos, ideal para campo y playa.
  • Lleva algo, ya sea el postre o la bebida: una botella de vino que no probarás, tú sólo bebidas sin alcohol, como mucho, si se trata de una celebración, puedes brindar con un poco de lo que te ofrezcan.
539783_10151291785790905_1598694076_n

Un detallito nunca está de más, sobre todo un postre que tú también puedas disfrutar

Miembros de la familia

Es cierto que en estos casos tendemos a tener un pavor irracional a la madre del novio, así como ellos tienen un pavor irracional a nuestros padres. Es normal, el niño siempre será el ojito derecho de su madre; al igual que nosotras somos el amorcito de papá (en el mayor de los casos, hay padres muy sin vergüenzas). Ten cuidado con ella, lo más probable es que te tenga cierta tirria antes de conocerte, las mujeres somos todas iguales, no importa la edad, y nos vemos las unas a las otras como competencia, hazle ver que quieres a su hijo pero no para ti sola, no eres ninguna arpía acaparadora.

En cuanto al padre del novio… no se ha dado todavía el caso de padre de novio al que cayera mal. Bueno, ni madre de novio. Aquí donde me veis, soy una jovencita encantadora. La palabra que describe cómo tienes que comportarte ante los varones de la familia de tu novio es “naïve”, ese aire inocente y femenino es fundamental. Todos los padres saben lo que su hijo hace con su novia, no son tontos, pero haz que lo olviden al verte, pero sin perder tu feminidad.

¡Tachán! ¡Esto es todo con lo que os puedo ayudar!

¡Tachán! ¡Esto es todo con lo que os puedo ayudar!

La verdad es que no sé qué más añadir, creo que con esto es suficiente. Conocer a la familia de tu pareja no es complicado, es algo por lo que hay que pasar antes o después. Si va bien, puede ser genial para la relación. Si va mal, tampoco te preocupes demasiado, no olvides que sales con tu novio, no con su familia. Y por hoy ya está bien, pero amenazo con volver. Con Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s