Operación Bikinini

De eso que te levantas y abres Facebook, el pan de cada día, y ves un anucio con muchos colorines que dice “Operación Bikinini“; y, claro, dices “seguro que es la típica página llena de fotos de chicas a las que no les sobra ni un solo gramo de grasa, más que nada, porque no tienen ni uno”. El caso es que el “nini” del final atrajo mi curiosidad, tal vez sea demasiado fácilmente impresionable, quién sabe.

Screen shot 2013-05-31 at 13.07.16

Entré y me di de bruces contra una campaña publicitaria de Granini. ¡Sorpresa! Tal vez a estas alturas vosotros ya lo habríais adivinado, pero yo madrugo mucho, soy una mujer de bien y no estoy demasiado hábil antes de desayunar. Me gustan las campañas publicitarias, y me gustan más si hablan de cuidarse sin hacer dietas mortíferas en las que, como mucho, te dejan oler un pomelo cuando tienes hambre.

Screen shot 2013-05-31 at 13.05.53

¿Qué es lo que más me gustó? La sección de “La operación Bikinini”, en la que te dicen cuántas calorías quemas mientras realizas las tareas más cotidianas. Bueno, menos jugar a las cartas, que no es tan cotidiano para todo el mundo. Por ejemplo, yo, que soy una esclava de la cocina, quemo 300 calorías al día sólo por cortar y picar verduras, ¡así sí me hago un brownie a gusto! Además, promueve el salir de fiesta loca, ya que en una noche puedes quemar hasta 900 calorías, y si encima la culminas jugando a las cartas  nos podríamos pasar de las mil ya, una locura, quién quiere cross-fit.

Quemando como loca

Quemando como loca

Y claro, ¿qué hace Granini por nosotros? Está muy bien que creen una campaña sobre la Operación Bikinini; pero, ¿cómo nos ayudan en dicha operación imposible? Pues con sus nuevos zumos. Sí, los del anuncio de la chica bebiéndose un zumo de piña. Ése en el que te dicen que si no te gusta, te devuelven el dinero. Siempre me ha hecho gracia eso, ¿lo harán de verdad? Terminaré probando la técnica del consumidor enfurecido alguna vez, por ver qué tal. El caso es que estos zumos están edulcorados en lugar de azucarados. Pero edulcorados con Stevia, que es un endulzante natural, uno de ésos que no dan cáncer, como la sacarina o el aspartamo. Porque claro, está muy bien tomarse un refresco light, no engorda, pero es cancerígeno. En este caso no, ni engorda, ni es perjudicial para tu salud.

No más manos a la cabeza

No más manos a la cabeza

Ya era hora de que salieran al mercado zumos así, porque, a ver, tiene delito que prácticamente todas las bebidas gaseosas tengan su variante light, y que los zumos, que tienen prácticamente las mismas calorías, no. Así que todos a beber zumos como locos, y este verano, a llevar el bikini con una sonrisa de oreja a oreja y sin taparnos la barriguita disimuladamente con el brazo, que me sé yo que lo hacéis, que no me engañáis. Con Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s