Control+Q y desaparece

Hola a todos, buen domingo, os hablo convaleciente, hecha mierda. Este fin de semana me toca trabajar como azafata y el calor de Valencia no es broma, es calor de verdad. Resultado: golpe de calor. Consecuencia: 12 horas seguidas durmiendo. Pero no es eso lo que me trae aquí. Lo que me trae aquí es algo mucho más serio, algo que todos hemos vivido y que todos hemos odiado: usar el ordenador con padres por casa.

No sé el vuestro, pero el ordenador de mi casa cuando vivía amargada feliz en familia estaba en la habitación de mi tía y justo delante de la puerta. Por supuesto, estaba terminantemente prohibido cerrar esa puerta, de modo que ella podía ver absolutamente todo lo que yo estaba haciendo cuando pasaba por delante de la habitación, por el motivo que fuera. Casualmente, cuando yo estaba conectada, pasaba una cantidad de veces muy superior a la media.

Alerta permanente

Alerta permanente

Por este motivo, todas las personas primermundistas de mi generación hemos desarrollado tres cualidades de las que carecen nuestros progenitores:

  • Un oído súperdesarrollado educado para oír el sonido de los pies (incluso si van descalzos o en calcetines) de puntillas contra cualquier tipo de suelo.
  • Una capacidad cerebral increíble que nos permite asimilar e interiorizar todos los atajos del teclado.
  • Unos sistemas nervioso y cardiovascular a prueba de preguntas incómodas y apariciones repentinas (por si nos falla el oído superdesarrollado). En la CIA y el FBI están entrenando a sus nuevas adquisiciones así, sólo necesitan un ordenador, una madre psicótica y una zapatilla.

Claramente, esto nos hace bastante superiores a las generaciones anteriores. Y nuestros hijos tendrán que apañárselas muy pero que muy bien para poder navegar por internet sin que les pillemos haciendo de las suyas. Está claro que la adolescencia online es mucho más difícil para los hombres que para las mujeres, vosotros tenéis que ver porno sin que os pillen. Aunque nosotras tenemos que subir fotos con boca de pato y pecho hinchado desde arriba sacadas en el baño sin que nos pillen… no sé no sé, por ahí andamos.

Cuando te echas novio/tonteas con el chico que te gusta por Messenger/chat de Tuenti (porque eso es así, los de mi año usábamos Tuenti), la odisea es aún mayor. Las madres huelen que estás tonteando con alguien, no por nada, ¿eh? Tan solo porque estás delante de la pantalla con cara de gilipollas sonriendo de oreja a oreja y tecleando con una suavidad y ternura de la que careces cuando tu madre te manda barrer la cocina. Cuando tonteas por internet te conviertes en un ser etéreo y frágil, en una florecilla del campo que nada tiene que ver con el adolescente rebelde e indomable que eres cuando tus padres te dicen “en casa a las diez en punto”.

Photo on 2013-06-04 at 18.24

Soy súper etéra, o sea, mucho

Pues bien, en este momento de tonteo cibernético no sólo tienes que borrar el historial, las contraseñas y esconder la pantalla cuando oyes los pasos de tu madre acercándose, sino que también tienes que colocarte en la silla estratégicamente de manera que consigas tapar la pantalla con tu cuerpo. Ante todo, tu madre no puede leer nada de lo que escribes. El caso es, que si no sospechaba que estuvieras tonteando, se lo dejes clarísimo con tu actitud.

Cuando compras tu propio portátil/te vas a vivir solo, la vida pierde bastante sabor. Puedes entrar en las páginas que quieres, chatear cuanto te dé la gana y hasta poner la cam si te apetece sin ese miedo en el cuerpo, sin ese cosquilleo de tensión constante. Es más, ahora mismo estaba mirando la página del Salón Erótico de Valencia sin miedo, sin pensar en borrar el historial ni teniendo la ventana a tamaño enano, en plan cuarto inferior derecho de la pantalla, ni con el cursor colocado estratégicamente en la “x” para salir rápidamente al oír esos temibles pasos. La vida es más sosa, menos peligrosa, pero vamos, que me gusta así, sin sal es todo mejor para el corazón.

Esto es todo por hoy, ahora me toca volver a trabajar, cuanto menos agradecedme esta dedicación, además, os dejo un vídeo en el que hago el ridículo intentanto hablar italianoCon Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s