El drama nos vuelve ludópatas

Sé que llevo eones sin escribir, aún así seré breve en mi introducción, ha pasado algo maravilloso en mi vida, un punto de inflexión, un momento de los que marcan un antes y un después en la estancia en la Tierra de cualquier ser humano, tan importante que escribo sobre ello con la misma intensidad aún casi un mes después de que ocurriera: He conseguido comer las 12 uvas sin ahogarme. Puede que para vosotros sea normal, pero para mí es algo digno de compartir, es un motivo de orgullo. Aquéllos que me conozcan un poco en profundidad, sabrán que tengo tendencia a atragantarme hasta con mi propia saliva.

Años nuevo selfie

De esta guisa empecé el año

Y bueno, tengo que decir la frase típica: Año nuevo, vida nueva. La verdad es que casi la cago y empiezo el año con una losa del pasado a mi lado, pero me di cuenta y pude cambiar eso a tiempo. Tras un 2013 terriblemente ajetreado y lleno de cambios (que no por eso es que haya sido malo), quería empezar 2014 rodeada de personas que forman parte de mi presente y, espero que también de mi futuro (no quiero malentendidos con esto, aviso a navegantes).

Feliz 2014, amigos ;)

Feliz 2014, amigos ;)

Ahora ya a la chicha. He venido para hablar de algo que nos gusta a todos: jugar a las cartas. Ya que llevo siglos sin escribir, vuelvo con un tema lúdico y festivo. El caso es ése, lo que pone en el título, pero con otras palabras: El drama nos pone juguetones.

El por qué ya no lo sé, sólo sé que las estadísticas me acompañan. Mis mejores partidas de cartas siempre han tenido lugar después de broncas, peleas o películas de amor con final infeliz. Supongo que será por eso de que cada una de esas situaciones nos hace ser realistas por un momento, nos hace darnos cuenta de que no hay buen final posible para una relación a estas alturas y a estas edades y nos entra la vena de “Oh Dios mío, juguemos a las cartas porque esto puede acabarse en cualquier momento”. Tempus fugit, amigos.

¿Un ejemplo? Eternal Sunshine of the Spotless Mind. La ves y eres plenamente consciente de que las relaciones siempre funcionan así, son como subirse a una barquita en el tranquilo lago del parque de El Retiro y terminar navegando en el Atlántico, en plena tormeta y con una ola de 30 metros cerniéndose sobre ti. Así que bueno, eso, que la ves, y dices “ya que va a terminar mal, pues por lo menos ahora aprovechamos”. A mí me pasó. Os puedo asegurar que fue una de las mejores partidas de cartas de mi vida (por no decir la mejor), súper reñida, tensa y llena de necesidad, como la de un ludópata que lleva 30 años sin jugar.

¿Otro ejemplo? 500 Days of Summer. La vi dos veces, y las dos tuve la misma reacción por parte de los chicos. No sé si es por Zooey Deschanel (en ese caso, que os den), o porque tenéis miedo de que os pase lo mismo que al pobre Joseph Gordon-Levitt, pero os ponéis terriblemente ludópatas después de esa película, demostrando de nuevo que utilizáis las cartas como vía de escape, necesitáis aferraros al juego mientras os sea posible. Que no me quejo, muy bien chicos, daos una palmadita en la espalda de mi parte, chocad esos cinco, estuvísteis de premio.

Y puedo seguir dando ejemplos: discusiones tontas, películas de Gerard Butler, películas de Ryan Gosling, películas de Edward Norton, música con letra deprimente…

Aquí tenéis a dos de tres juntitos

Aquí tenéis a dos de tres juntitos

No sabría qué deciros al respecto, supongo que es una putada mierda caquita que funcionemos así, de todos modos, una vez eres consciente, basta con tener un teléfono a mano para “convocar” a tu compañero de juego, encender el ordenador, poner Eternal Sunshine of the Spotless Mind  y estar preparado para lo que viene al final de la película. ¡Buena manoCon Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s