Jugar a las cartas for dummies

Hola a todos. Lo primero, decir que me siento halagada por los mensajes que he recibido por el post de ayer, y eso que era más cursi que yo qué sé qué. Quiero pedir disculpas por sacar al Tinky Winky que tengo dentro; supongo que todos tenemos un día más Winnie The Pooh de la cuenta de vez en cuando… el mío fue ayer.

¡Gracias!

¡Gracias!

Vuelvo hoy, no sé si esta inspiración me va a durar mucho más, espero que sí, aunque también espero que no. Estar inspirada está guay porque escribo, el motivo por el que escribo ya no mola tanto, como que no es tan chachi pistachi, pero sobre eso no quiero profundizar demasiado, ya es otro asunto. El caso es que hoy voy a hablar de algo que creo que deberían enseñarnos ya en el instituto, en cuanto a las chicas nos empiezan a salir un poco las tetitas y a los chicos les sale un poco ese horrible bigotillo y gallos en la voz. Voy incluso un poco más allá: deberían explicárnoslo el primer día que las chicas y los chicos dejamos de darnos un asco terrible en el recreo y empezamos a hablarnos entre nosotros: OJO, a veces puede parecer que no, pero lo más probable es que todo se trate sólo de una partida de cartas.

Como título de libro es bastante largo, lo siento, creo que ese día no atendí demasiado en clase de Lengua, como no me explicaron esto tan útil que os estoy a punto de explicaros ahora, debía de estar haciéndome ilusiones con el guapo chico de delante. Eso debería ser una especie de subtítulo resumen de lo que vendrá desarrollado a continuación. Dejadme pensar un título… ah, sí, aquí: Tres de copas+ As de bastos= No te emociones, chata.

Yo creo que aquí ya ha quedado claro, ¿no? Entonces en el libro de texto la cosa aparecería más o menos así, atención, que esto es crucial:

Tres de copas + As de bastos = No te emociones, chata

Una breve explicación sobre cómo, aunque a veces puede parecer que no, lo más probable es que todo se trate sólo de una partida de cartas.

Escrito por Dra Sara Doe

Escrito por Dra Sara Doe

Queda bastante molón y didáctico, ¿no? Muy Vicens Vives. Ahora irían unos cuantos conceptos básicos que me voy a saltar, yo creo que si habéis ido siguiendo mi blog sabéis más que de sobra lo que es un As de bastos. Y también sabéis más que de sobra cuál es mi opinión acerca de las relaciones (aunque a veces mi yo bloguero tenga las cosas más claras que yo misma).

Así que pasemos a la sección de la chicha directamente, a las operaciones, más que nada porque esta parte la puedo presentar en forma de lista, que es, como ya sabéis, lo que más me gusta a mí:

Rey de copas + reina de corazones = Súper resaca con despertar incómodo

Rey de (oros + copas) + reina de corazones = Mujer ilusionada + súper resaca con despertar incómodo

Pero vamos, que hasta aquí nos podíamos oler todos el resultado, son operaciones sencillas. El problema es cuando aparece el Rey de Espadas haciéndose pasar por un Rey de Corazones y se toma toda la pachorra y se arma de paciencia para dar muchas copas y muchos oros a la Reina de Espadas, hasta convertirla en Reina de Corazones, pero de las de verdad, no como él.

Esta operación ya es más liosa, de las que tienen a la niña en casa diciendo “buá, este examen lo cateo fijo”, mientras la madre la mira pensando “pues fijo, pero cuando tengas 22 lo irás entendiendo”. Lo bueno de esto es que, como con cualquier operación, una buena calculadora ayuda muchísimo. Nosotros mismos.

Si no activamos un poco nuestra calculadora interna, pues la solución a esta operación sería la siguiente:

Rey de Espadas/Rey de Corazones + Reina de Espadas + mucho tiempo y mucho curro = Partida de cartas + Rey de Espadas/Rey de Corazones + Reina de Espadas = Reina de Corazones + Rey de Espadas + ZAS EN TODA LA BOCA REINA VA A PASAR DE TI IGUAL.

Bien, creo que queda más o menos clara la operación hecha a mano y sin calculadora interna. Ahora con calculadora:

Rey de Espadas/Rey de Corazones + Reina de Espadas + Mucho (tiempo + curro) = Partida de cartas x Rey de Espadas/Rey de Corazones + Reina de Espadas = (Rey de Espadas + Reina de Espadas) / Corazones + Muchas partidas de cartas.

Está claro el asunto, ¿no? No necesito hacer ahora una explicación elaborada en la que os cuento que lo importante es no implicarse y todas esas mamarrachadas, ¿no? Yo creo que las matemáticas hablan por si solas aquí. Con Dios.

P.S.: Muy heavy el cambio entre las dos fotos, ¿no? Definitivamente creo que debería volver a mi castaño original. Ahora ya sí. Con Dios.

2 comentarios en “Jugar a las cartas for dummies

  1. Es más agradable ser un rey de corazones, aunque no implica que esa noche sea trascendente, todo funciona mucho mejor… El “romanticismo” es el 3 en 1 sexual. Mis disculpas por no estar a la altura de tu sutileza. Soy un hombre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s