Odio que me encante ser mujer

Hola a todos. He vuelto rápido; y esta vez sin inspiración ajena. Más que nada, porque el tema de hoy me nace de muy dentro. Antes de nada, querría compartir con el mundo que ser mujer es maravilloso, una experiencia enriquecedora y variada que le recomiendo a todo el mundo. Siendo mujer aprendes a ir de 0 a 100 en un segundo y de 100 a 0 en aún menos. Así que, hombres del mundo, os pedimos comprensión, esto es muy duro.

Asco de vida

Qué duro es que te guste ser mujer

Sea por lo que sea, por algún motivo, las mujeres no podemos mantener el mismo estado de ánimo durante más de cuatro días (y estoy siendo generosa) sin ayuda externa. ¿Que a qué me refiero con “ayuda externa”? Bueno, pues pueden ser varias cosas, por ejemplo:

  • Cariño de amigo
  • Alcohol
  • Fiesta con amigos (atención, esto no va en cursiva, no flipéis)
  • Jugar a las cartas
  • Demasiadas cosas que hacer como para pensar en tonterías
  • Chocolate

Y estos cambios de humor, ¿en qué consisten? Pues a ver, esto para los chicos, que seguro que tenéis alguna amiga a la que habéis visto pletórica y sonriente un martes y destrozada un miércoles; pero totalmente derruida; como con un nubarrón gris constantemente sobre ella. La pobrecilla tiene su propio microclima. La culpa no es de tu amiga, ni de ninguna de nosotras. La culpa es única y exclusivamente de esa nubecita que tenemos todas las mujeres encima: la Nube Anímica.

Esta nube, que para nada se deja condicionar por las nubes de verdad (aunque alguna coincidencia a veces sea inevitable), nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos, con una especial actividad entre la menarquía y la menopausia. Aprendemos a quererla, de manera forzosa, cuando nos damos cuenta de que, por muy guays y enrolladas que seamos, a nosotras también nos afecta, ninguna se libra de LA NUBE.  Es entonces cuando estos cambios de humor se hacen, si cabe, más acusados. En el momento en el que abrazamos a nuestra nube, aceptamos nuestras caras de perro, nuestras sonrisas de oreja a oreja, nuestras lágrimas en cascada; y, por ende, compartimos estas demostraciones de putas locas sentimiento con el resto del universo. Aunque los demás no tengan por qué aguantarlas. Nuestra nube no entiende de empatía, y nosotras tampoco.

¿Que si controlamos nuestros cambios de humor? Bueno, podemos saber más o menos qué toca después; ya que nuestra nube sigue un patrón determinado con un ciclo de 28 días. Os explico las etapas, para que podáis conocernos un poquito más:

  • Primera etapa (3 días): Estamos increíblemente irritables. Indiferencia exacerbada. Sí, es posible. En una mujer, impossible is nothing.
  • Segunda etapa (7 días): Estamos súper contentas. Pletóricas y optimistas.
  • Tercera etapa (3 días): Microbajón. Es breve, nada que ver con el que viene más adelante.
  • Cuarta etapa (4 días): Es la etapa de Horny a tope. Estos cuatro días son los de “oh Dios mío, necesito jugar a las cartas”.
  • Quinta etapa (4 días): Calm after the storm. Estamos relajadas, rollo, ni sentimos ni padecemos.
  • Sexta etapa (7 días): SPM, PMS o cómo queráis llamarlo. Lloramos por todo. Pero no estamos mal mal, esta etapa es un poco la de catarsis. Sabemos lo que hay y nos aferramos un poco a estos días; rollo, “de perdidos al río”. Es en estos días cuando nos ponemos todas las pelis de llorar y comemos todo el helado de Häagen-Dazs. He de decir que durante estos días me siento muy mujer. Lo disfruto.
Buáaa qué peliiigro

Todo el helado

Espero que esta pequeña “Men’s guide to women” os haya ayudado un poco a entendernos. El resumen es que cuando estamos bien estamos bien, y que cuando estamos mal; hay dos opciones:

  • Estamos mal sin motivo
  • Nos gusta estar mal

Aunque, hombres del mundo, no os emocionéis, a veces también tenéis la culpa vosotros. Si es así, AL SOFÁ.

Y bueno, que volveré pronto, creo. Con Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s