Lo siento, te has enchochado

Uno no elige de quién se enchocha. Simplemente pasa. Conoces a alguien, pasáis una noche juntos y te enchochas o no. No existe un motivo tangible. Lo que sí que hay es algunas normas no escritas (hasta ahora) sobre el enchochamiento:

ruby-sparks-needy

  1. No puedes estar enchochada de dos personas a la vez
  2. Un enchochamiento con otro se quita, como las manchas de vino
  3. Tiene que haber sexo para que haya enchochamiento

Aparte, existen dos tipos de personas, las que se enchochan casi de cada persona con la que se acuestan, y las que se enchochan de Pascuas a Ramos. Por supuesto, nada es eterno, puedes pasar de un grupo a otro –generalmente del primero al segundo –, especialmente durante los años de juventud, cuando ya te has llevado unas cuantas hostias.

Ahora bien, qué es mejor: ¿enchocharse de muchas personas en cadena, o enchocharse de una durante un período prolongado de tiempo? Para mí la respuesta es bastante clara, pero claro, cada persona es un mundo, así que lean y juzguen ustedes mismos.

Enchochamiento de corta duración

Como persona que ha pasado del grupo 1 al grupo 2, puedo decir que lo bueno de los enchochamientos de corta duración es que, si alguien pasa de ti después del sexo, el rencor y el dolor duran poco; ya que, follada otra persona, se acabó la rabia.

orgasm-amelie

Lo malo es que enchocharse sistemáticamente de cada persona con la que te acuestas es un poco preocupante, síntoma de un autoestima bastante baja. De todos modos, son etapas bastante frívolas y divertidas que, cuando recuerdas desde la distancia, hacen que te rías de ti misma (y de los gañanes de los que te enchochaste) más que cualquier otra cosa.

Eso sí, también os digo que no querría volver al grupo 1 ni jarta de vino.

Enchochamiento de larga duración

Sin embargo, cuando perteneces al grupo de los enchochamientos de larga duración, la intensidad de los mismos es más baja, pero el dolor es un poco (bastante) más agónico, e incluso a veces confundible con amor real. ¿Lo bueno? Te puedes liar con quien te dé la gana, que te dará exactamente igual.

emma-stone-flirt

BUT NOT SO FAST. Porque el enchochamiento de larga duración tiene etapas:

  1. Autoengaño: crees que el enchochamiento es mutuo, lo cual te lleva a la segunda etapa…
  2. Exclusividad unilateral: no te apetece estar con nadie que no sea esa persona. Esta etapa es la peor, ya que aún no conoces tus superpoderes de mantis religiosa. Sin embargo, los demás empiezan a ver tu atractivo como persona a la que nunca han visto ni remotamente interesada por nadie. Mientras tanto, das más uso que nunca a tus vibradores. Probablemente el sujeto en cuestión estará haciendo lo que le da la gana por ahí; más que nada porque puede.
  3. Hostiazo de realidad: te das cuenta de que no sentís lo mismo el uno por el otro. Y con eso quiero decir que tú estás enchochada y él no.
  4. Salida de la cueva: empiezas a fijarte en otras personas, lo cual piensas que marcará el final del enchochamiento. Te lías con alguien y hasta lo disfrutas, pero…
  5. Dudas: el objeto de tu enchochamiento vuelve a aparecer, como siempre; y, aunque pensabas que ya se te había pasado la tontería, te das cuenta de que no. “¿Será amor?”, te preguntas. “NO”, te respondes rápidamente.
  6. “Celibato”: vuelves a la exclusividad unilateral durante un período de tiempo que, dependiendo de la persona, será más o menos corto.
  7. Deseo sexual desmesurado: un día te encuentras en el sofá pensando en las ganas que tienes de follar, pero sin pensar en el sujeto de siempre, sino en otro. El sol vuelve a brillar, y te haces Tinder.
  8. Despipote y hedonismo: te dedicas a disfrutar, que ya va tocando. No voy a entrar en detalles, solo diré que este punto y el anterior están bastante relacionados. Como sigues enchochada, el sexo sin compromiso resulta súper fácil.
  9. Whatsapp sorpresa: te das cuenta de que llevas una semana sin pensar en el sujeto en cuestión; es más, el único motivo por el que te has acordado de él es que te escribió en una tarde de aburrimiento.
  10. Salida del enchochamiento:
    1. De repente, el sujeto en cuestión te escribe, y te das cuenta de que realmente no sabes si te apetece seguir más tiempo con lo mismo. En este caso, sales del enchochamiento más por agotamiento que por que haya aparecido otro sujeto.
    2. Te enchochas de otro.
      1. El enchochamiento es mutuo.
      2. Vuelves a comenzar este ciclo infernal.

¿Estás enchochada? No te desanimes, podría ser mucho peor, podrías estar enamorada, y eso sí que es un marrón. Con Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s