Qué busco. Qué quiero.

Me considero una persona independiente. Caóticamente independiente. Y esto ha causado muchos quebraderos de cabeza. A mí, y a otra gente. No sé gestionar mis sentimientos. Lo busco, lo quiero. A menudo lo consigo. Y cuando lo hago, ni lo busco, ni lo quiero. Me explico. Me gusta mucho jugar a las cartas. ¿Por qué? Porque me da lo que busco, lo que quiero. Sigue leyendo

Dime su nacionadlidad y te diré como…

…juega a las cartas

Last edit: 23/05/2017

A lo largo de mi corta vida me he visto envuelta –directa o indirectamente –en partidas de cartas con personas de diferentes culturas, países, continentes, whatever; y, a ver, no quiero ir de marisabidilla, pero la verdad es que las partidasde cartas son como el vino: no es lo mismo uno de Albacete que uno de Burdeos. No sé si me explico.

jess-sexy

También me gustaría aclarar que la lista que vais a ver a continuación no se basa en la experiencia de una noche de juerga. No. Tanto mis amigas como yo hemos hecho un profundo estudio de campo. Una vez más: no sé si explico.

Y ahora llega lo bueno: una lista.

Sigue leyendo

El placer de una buena gresca

No sé si a vosotros; y, particularmente, no sé si a vosotras os ha pasado, pero a mí me ocurre. En ocasiones, con más frecuencia de la que me gustaría reconocer, me despierto con ganas de una buena bronca. Suena el despertador y me dan ganas de hacerme la mustia y la sufridora. Doy la espalda a mi novio en la cama y me comporto como si anoche lo hubiera pillado montándose una orgía con todas las modelos de Victoria’s Secret. ¿Por qué? Ni idea.

zooey-dont-know

Sigue leyendo

Relaciones adolescentes Vs Relaciones

Antes de empezar, quiero explicar el título; no quiero decir en ningún momento que las relaciones en la adolescencia sean de mentira; simplemente que no son lo mismo que en la edad adulta, pero eso lo desarrollo en el post.

Está claro que a mis 23 años, la mayoría de mi experiencia amorosa viene de relaciones adolescentes; y, hasta hace un año, era mi única fuente de experiencia. Pero tras unos cuantos meses de relación “adulta” puedo encontrar las diferencias; y decir, sin ninguna duda, que por divertidas que sean las relaciones a los 17 años, no tienen nada que ver con el amor a partir de la independencia.

emmastonecuddly

Diferencias

Número de miembros en la relación

Las relaciones en la adolescencia no son cosa de dos. Son cosa del novio, la novia, los padres del novio, los padres de la novia, los amigos del novio, los amigos de la novia, los amigos que la novia abandona por el novio, las exnovias del novio y los exnovios de la novia. Mientras que a partir de la independencia, las relaciones son cosa del novio y de la novia. Punto.

Discusiones Y celos

En las relaciones adolescentes es rara la semana en la que no se discute porque “qué guarra es aquella” o “aquel está clarísimamente ligando contigo, lo voy a matar”. También es raro que, a partir del séptimo mes, no se empiece la etapa Guadiana de la relación; en la que se rompe y se vuelve intermitentemente hasta que se rompe definitivamente, obviamente.

yelling-anchorman

En las relaciones adultas se discute, cómo no, pero dejando de lado el rollo Escarlata O’Hara; las discusiones no son por problemas que nos inventamos sino porque uno no ha cambiado el rollo de higiénico, o porque el estropajo está en la pila llena de agua y platos sucios. No puedo ser la única a la que le da un asco inmenso esto.

Partidas de cartas

El sexo en la adolescencia es escaso y malo o  abundante, rutinario y conejil. La casa siempre tiene padres/abuelos/hermanos pequeños y eso dificulta ligeramente las cosas. Al final la pareja tiene sexo en diez minutos cuando los padres van a comprar el pan. Y con la ropa puesta, por si llegan de repente.

emmastonecomequick

Si, por algún casual, se tiene la suerte de que los padres, por motivos laborales, dejen la casa vacía todas las tardes, habrá partidas de cartas a tutiplén, como ocho por tarde, y eso hace pupa.

En las relaciones adultas, cuando se juega a las cartas, SE JUEGA A LAS CARTAS. Creo que me explico.

large

Planes

En la adolescencia, los planes que haces con tu pareja son, básicamente, ir al McDonald’s a comer patatas y beber Fanta Naranja y, si no da ni para eso, pues vais al parque a sentaros en un banco y daros el lote; el cine queda fuera de la ecuación. Mientras que en las relaciones adultas, puedes permitirte ir a cenar, beber un buen vino, salir a bailar, e incluso hacer algún viaje de vez en cuando. Y, si un día estáis vagos, os quedáis en casa viendo una peli en Wuaki.tv y bebiendo cerveza; que no hay padres.

beer-fwb

Así que, bueno, si eres adolescente y estás leyendo esto, te digo que hay esperanza, las relaciones mejoran en cuanto te independizas. Si eres un adulto y tu relación es una mierda; rómpela, que más vale solo que mal acompañado. Y si todo te va bien, chachi. Hala, con Dios.

¿Es vivir en pareja tan terrible como lo pintan?

Mi primer post tras mi breve desaparición trata de uno de los cambios más importantes que ha habido en mi vida en este año de ausencia: el paso de vivir solo- o compartiendo piso con alguien random- a vivir en pareja.

picnicsushi

Sigue leyendo

– Pero tía, llámale – Sí jajajajajajajajaja y un mojón de pato

Hola a todos. He vuelto tras unos días desaparecida debido a causas de primera necesidad. Estaba pasándomelo de lujo, con una compañía inmejorable. Y comiendo mucho cocido y bebiendo mucha sidra.

cocido

¿Veis? No miento

Pero vamos, que ya estoy aquí; y con tema sobre el que escribir, gracias a mi queridísima Doe II, para socorrerla. Voy a hablar sobre esas cosas estúpidas que todos hacemos cuando jugamos a las cartas, casi jugamos a las cartas, o queremos jugar a las cartas con alguien. Atención, que son varias cosas, así que tendré que organizarlas en forma de lista: Sigue leyendo

Repaso a mi aburrimiento cósmico

Hola a todos. He vuelto, pero en plan poco original, no os vengáis arriba. Me explico:

Ayer por la mañana, al mirar Time Hop, vi que precisamente hace un año había pasado una noche de insomnio igual que la de ayer. Voy a ir más lejos, voy a profundizar en este asunto, voy a darle un matiz filosófico, gracias a esta aplicación, he podido darme cuenta de los paralelismos que hay en mi vida de hace un año y mi vida de ahora. Un día que miré Time Hop, había una foto, yo con la misma ropa que este año pero justo un año antes. Hoy he mirado Time Hop, un post sobre el insomnio justo hace un año. Van dos y seguimos sumando. La gente no cambia, lo siento. Sigue leyendo

Etiquetas

Hola a todos. Parece que voy siguiendo un buen ritmo y que la inspiración sigue aquí; aunque, afortunadamente, no estoy tan emo-depresiva como la semana pasada (le echo la culpa a ser mujer, seguro que vosotras lo entendéis). Podríamos decir que parece que estoy pasando por un buen momento: cada vez tengo más cariño a mis amigos, estoy contenta en el trabajo, Barcelona me gusta cada día más y, TAL VEZ, no nos volvamos locos, esté ligeramente ilusionada por algo.

Aparte de eso, pues mucha fiesta y tal, disfrutando las vacaciones: Sigue leyendo

Jugar a las cartas for dummies

Hola a todos. Lo primero, decir que me siento halagada por los mensajes que he recibido por el post de ayer, y eso que era más cursi que yo qué sé qué. Quiero pedir disculpas por sacar al Tinky Winky que tengo dentro; supongo que todos tenemos un día más Winnie The Pooh de la cuenta de vez en cuando… el mío fue ayer.

¡Gracias!

¡Gracias!

Sigue leyendo

What is going on

Oh Dios mío, no me puedo creer que esté escribiendo dos días seguidos (realmente menos aún, ahora mismo son las 5:45am, la inspiración llega cuando llega, no se le puede hacer nada). El caso es, que aburrida leyendo mi blog, en una especie de terrible ataque de egocentrismo y megalomanía, me di cuenta de que el cambio de la vida en pareja a la soltería  es tan brusco como el cambio de la soltería a la vida en pareja. Sigue leyendo