Relaciones tortilla: del “ni fu ni fa” al enchochamiento profundo

Yo esto lo he hablado con amigas, así que sé que no soy la única panoli a la que le pasa. ¿Y sabéis qué? Me consuela, y mucho; porque yo nunca he estado de acuerdo con esto de “mal de muchos, consuelo de tontos”. Ya cuando era pequeña y me tocaba ir en avión a ver a mi padre, me apoyaba en el hecho de que, si se estrellaba el avión, al menos no moriría sola. ¿Soy un monstruo? Tal vez. Pero tonta ya os digo yo que no. Sigue leyendo

Qué he aprendido de mi primera vez enamorada

Si me has leído a lo largo de este último año, seguro que has visto que me he enamorado. Pero hasta las trancas. Qué bonito, ¿verdad?

Pues sí, a veces sí. Pero aquí la listilla que siempre escribe posts como si lo supiera todo la ha cagado. La ha cagado pero bien. Y no, no por haber hecho cosas con mala intención, ni por tratar mal a mi pareja (ahora ex-pareja), sino por ignorar luces rojas grandes como catedrales. Sigue leyendo

A grandes penes, grandes remiendos

Como llevo bastante sin actualizar, y mis últimas entradas han sido más cursis de lo que me gustaría, he vuelto con un post de los de siempre. Un post que comencé hace mucho (más de 8 meses), pero dejé a medias porque me eché novio y mi vida se convirtió en una espiral de ponicornios y arcoiris. Lo siento.

Pero vamos, que vengo a hablar de sexo. Más concretamente, de mal sexo. Sigue leyendo

Por qué somos tan cobardes (a veces)

Con “somos” quiero decir “soy”; y con “a veces”, “siempre”

Sigue leyendo

No lo leas, por favor

Sigue leyendo

Starving economies: cuando crees que el amor es finito

Y con finito no quiero decir “fino”, sino “limitado”

Por el amor de Dios

Estoy leyendo un libro llamado The Ethical Slut en el que se dicen muchas cosas interesantes. Algunas las encuentro muy ciertas; y otras, un poco meh. Pero ha habido un concepto que me ha llamado mucho la atención: el de “starving economies”. Sigue leyendo

¿Qué es el amor?

Hola a todos. Vuelvo más pronto de lo que esperábais. Y con qué vuelvo, os preguntaréis. Vuelvo con morralla chunga. Mazo chunga troncos, vuelvo con una pregunta chula: ¿Qué es el amor? ¿Se come? ¿Lo puedes tocar? En teoría tiene olor, porque mucha gente dice que apesta, ¿no?

love-bed-gaspar-noe

Sigue leyendo

Ay tía, me ha hecho el desayuno

El otro día llamé a mi mejor amiga. Llamé a mi mejor amiga, y estaba borracha. Ella no, yo. Y nos pusimos a hablar, bueno, más bien me puse a hablar yo. Y empecé a darle vueltas a asuntos sin sentido, hablando con mucha vehemencia de muchos temas. Bueno, en realidad solo de un tema: de hombres.

Tras un rato soltando sin sentidos que, de vez en cuando, eran remotamente coherentes; mi discurso evolucionó en lo que se convirtió en algo con mucho más tangible; o, como diría Joe Crepúsculo, “adquirió un tejido real“. Empecé a hablar de los estándares. De lo mucho que estos habían bajado.

ME EXPLICO. Sigue leyendo

Excusas mañaneras

Si vives en una piña debajo del mar, es posible que no te hayas liado nunca con alguien que:

  1. No entiende que a lo mejor se tiene que ir de tu casa ya
  2. Te ha despachado de casa pronto por la mañana

Pero si vives sobre la superficie terrestre, y en especial en una ciudad más o menos grande, seguro que te has encontrado en alguna de las situaciones arriba mencionadas un millón de veces. Es entonces, y solo entonces cuando utilizarás, o utilizarán sobre ti, la famosa “es que tengo que hacer cosas“.

please-leave-morning-after

Sigue leyendo

Y de repente, todo cambia.

Todo en orden. Todo bien, Sara, eres un templo zen. Doña “sin etiquetas”.

La reina del: Si pienso en él con otra, ¿me duele? Pues la verdad es que no… Sigue leyendo