We Don’t Screw the Crew

Hola a todos, he vuelto para continuar con el post que empecé el otro día. Dije que en la siguiente entrada (o sea, ésta) hablaría sobre el refrán tabú, la expresión popular que más útil es en realidad y nos esconden vilmente: Donde tengas la olla no metas la polla pililita.

La pililita no

La pililita no

Sigue leyendo

Holaquétal

Estoy nostálgica, por eso he abierto mi blog. Me puse a leer mis posts y pensé “qué coño, vamos a escribir algo”. Después de 15 minutos probando contraseñas porque no recordaba la que tenía para el blog, conseguí entrar y se me fue la inspiración.

Se me está acabando la batería del portátil, así que seré breve, que no me apetece ir a por el cargador. Sólo escribo como modo de decir que he vuelto y seguiré escribiendo, a ver si me dura la tontería más de una semana. Como dato aleatorio os digo que estoy viciadísima a Pokémon Negro y que me aburría mucho un día, hice una apuesta, perdí e hice con mi amigo Javi (@javipo445 en twitter) un vídeo pro-Bieber, ligeramente auto-humillante pero me lo pasé bien, qué narices.

Ya he decidido sobre qué será mi próximo post: el concierto de MUSE :)

¡Buenas tardes-noches!

Espichas

Hoy me he enfadado MUCHÍSIMO, sólo porque mi novio no vino detrás de mí cuan protagonista de película romántica. Después de esta breve introducción a mi vida privada, hablaré de algo totalmente irrelevante, as I always do.

Ironías

Espichas universitarias: ¿Por qué se llaman espichas si no hay comida? En serio, siempre lo he pensando. ¿Por qué no las llaman “botellones universitarios”? Quedará feo que los estudiantes beban hasta perder el conocimiento, pero es totalmente cierto; es más, hay más posibilidades de encontrarte un universitario anoréxico que un universitario abstemio. Otra ironía es que los estudiantes de Medicina hagan “espichas” universitarias; mañana hay una. Es irónico que, aquéllos que prohibirán fumar y beber a un número considerable de pacientes en el futuro, organicen un evento para que la gente beba. ¿Habrá anoréxicos en medicina? Sería graciosísimo, como la ironía suprema.

También es gracioso que la facultad de química no esté hecha al modo de un búnker, vamos a ver, un montón de jóvenes con ganas de fiesta+ un montón de productos químicos da dos cosas: nuevas drogas de diseño, o una explosión de gran magnitud. Y deberían tener más cuidado, porque al lado está… ¡la facultad de medicina! Si los químicos explotan todo… ¿quiénes nos salvarán? Ya no habrá médicos…

Desde aquí hago un llamamiento a la Universidad de Oviedo. Por favor, pongan ustedes la facultad de química a las afueras; rollo al lado del Peña Ubiña o algo; y ponga ustedes también comida barata en las espichas; que así sólo conseguirán que el alcohol suba más a nuestros tan preciados médicos.

¡Buenas tardes!

InterRail, sí.

Ya que he vuelto, voy a seguir. Sí, a estas horas. Mi hermana está roncando a mi lado y gimiendo de vez en cuando, lo cual me asusta considerablemente. La persiana está cerrada del todo, la única luz que tengo es la de la pantalla del portátil.

Una vez está explicado un poco el ambiente, comienzo: el InterRail. Fue lo mejor del verano, le dediqué una entrada antes de que fuera siquiera algo seguro; y se la dedico ahora que ya ha tenido lugar.

Vale que tuve que acortarlo, se quedó en 10 días, pero fueron increíbles. La sinceridad es limitada en el blog, ya que nunca sabes quién lo va a leer y a quién va a molestar, así que no diré nada :D Estuve en París (oooooh, qué boniiiito, París en pareeeeeja) y en Amsterdam (guau, Amsterdam, drogas tíiiio).

A veces los tópicos simplemente son ciertos; otras sin embargo, no. ¿Los hoteles son una mierda? Fifty fifty. En París había una ducha para seis pisos de habitaciones; pero en Amsterdam tenía una habitación con cocina, balcón, baño con hidromasaje y dos sofás. Increíble, ¿verdad? Y lo mejor, más barato que en París.

¿Que haces nuevos amigos? Bah, a medias. En el InterRail todo se magnifica, es como Gran Hermano pero sin canis. Se dicen frases rollo “aquí he hecho un amigo de verdad”, pero en cuanto se vuelve a España, eso se olvida.

¿Que malgastas el dinero? Pues sí, fuera de España hay Starbucks a patadas. En París una cerveza cuesta 6,30; y, respirar, por ahí anda. En Amsterdam la comida es barata; los vicios ya no.

¿Experiencias nuevas? La globalización lo dificulta todo, ahora vas a París y compras en el Carrefour, comes en el McDonald’s y tomas algo en Starbucks. Vas de tiendas a Zara y, al igual que en España, unos pobres te obligan a comprarles una pulsera. Comí un crêpe, me negué a cenar en McDolnald’s por enésima vez. Eso sí, luego ves todo de noche desde un barco y merece la pena (aunque los hombres sólo tuvieran ojos para la guía francesa, un 8 según mi novio).

En Amsterdam todo es bastante nuevo, bastante distinto. Hay canales, indias kamikazes que casi me matan en la bici, putas, drogas, puentes, ingleses borrachos (oh, wait…). Es todo bastante bonito, es una ciudad adolescente, para gente adolescente que lo flipa con las luces rojas de la calle. ¡Sobre todo si Holanda gana la semifinal del Mundial de Fútbol y te puedes tomar un McFlurry para celebrarlo!

De vuelta

Tengo esto muy ligeramente abandonado. Culpemos al verano y a la supermegapágina. El caso es que han empezado de nuevo las clases, he pasado un verano agridulce (más dulce que agrio, though) y estoy… rehabilitándome, podríamos llamarlo así. Voy a escribir, pues :)

Mi verano puede resumirse en 3 fases, ordenadas de mejor a peor:

  1. InterRail
  2. Feria de Muestras
  3. Gijón: mi madre.

Vamos, que estoy en Oviedo again. Y volveré a escribir ahora que tengo mi portátil, oh yeah. De banalidades, como siempre :)

Os dejo una foto del InterRail, sólo para que os hagáis una idea de cuán bien me lo he pasado :D

Tú te lo has buscado.

Mañana tengo un examen cuatrimestral/semestral/whatever de Comentarios de Textos Postcoloniales de S.XX, fascinante, lo sé. Empecé ayer, vagamente, y ahora debería estar estudiando. Pero tengo el lugar abandonado y hablar del Martes de Campo me parece mucho más fascinante.

Vosotros, cuatro gatos no ovetenses que podéis llegar a esta página por casualidad (o por Twitter), no sabéis lo que es el Martes de Campo, tendréis un equivalente y, si sois del Sur, mucha suerte por poder pasar un día de campo con amigos y buen tiempo. Pero aquí… aquí somos más vikingos y nos gusta reunirnos llueva, nieve o haya 40 grados a la sombra. En este caso, este Martes de Campo no hubo un tiempo determinado, reinó Murphy y su mierda de maravillosa ley. Te levantas con sol, ves a tus amigos y nubla, subes al parque y nubla aún más, buscas dónde tumbarte y sopla un poquito de viento, parece que abre, te sientas: llueve. Aún así, siempre es un buen momento para pasar un día con amigos, sidras, toallas y cartas.

A esta foto añadidle mil millones de personas por metro cuadrado, a poder ser, borrachas. Ah, y un montón de botellas vacías por el suelo. Paraíso ecologista (L)

We’re All To Blame- Sum 41

No se me ocurre título acorde, francamente.

Ayer salí, efectivamente, fue frustrante. Me enfundé mis vaqueros pitillo y mi camiseta de manga corta y salí a ver a mis amados amigos. No sé si era el contraste, o el calor… el caso es que absolutamente casi todas las tías iban vestidas como furcias. No quiero decir nada… pero creo que algo va mal. Está bien que esteis buenísimas, en serio; soy chica y no tengo ningún problema en decir “madre mía, qué tremenda está esa tía”, pero para ello no necesito veros los intestinos.

Sobre las que no están buenísimas, eso ya es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Hoy salgo de nuevo, voy preparada para cualquier cosa… con mis taconazos para verlas bien en perspectiva; tranquilas, desde arriba siempre estáis mejor.

The Downfall Of Us All- A Day To Remember

P.D. Como últimamente la gente está un poco a la que salta con mis posts, dejo claro que cada una puede vestir como quiera; y cada uno puede también pensar como le venga en gana, dicho esto, disfruten del domingo (:

Sí, empiezo de cero.

Fresh air, new start. Una catarsis. Me siento como a principio de curso, a principio de curso en un colegio nuevo; donde nadie me conoce.  Me apetece comprar material escolar y sacarme una buena foto para poner en la lista de clase. Por eso me he creado un blog para mí sola, como una libreta sin empezar, limpia. Probablemente siga escribiendo de vez en cuando en Cosas Poposas, pero aquí es diferente, es otra cosa.

Aún me queda saber cómo poner esta página bonita, cuando esté monísima y adorable, espero que me guste tanto estar en ella como me gusta estar en mi habitación. Así que ahora me voy a dedicar a ello.

Perhaps Vampire Is a Bit Strong But…- Arctic Monkeys