Diccionario Mujer-Castellano

Sé que he desaparecido repentinamente, incluso en Twitter he estado más ausente. Me gusta echar la culpa de esto a la sobrecarga de trabajo, pero en realidad no ha sido más que la típica semana sin inspiración. Pero vamos, que tampoco debería flagelarme demasiado, he ido a ritmo de post por día, llegará un momento en el que no queden temas y entonces sí que escribiré mierda de verdad. Pero bueno, que tampoco ha sido sólo falta de inspiración, trabajo he tenido bastante también, no os creáis.

Lo siento, soy una mujer muy ocupada

Lo siento, soy una mujer muy ocupada

Sigue leyendo

Del montón

Ayer, mi mejor amiga me envió un artículo que hablaba sobre la importancia real de la belleza a la hora de seducir. Lo leí, porque los domingos nunca hay nada mejor que hacer y, coño, estuve de acuerdo. Es un tema al que llevaba tiempo dándole vueltas; porque, la verdad, motivos hay.

Todas las chicas hemos soltado la frase “no sé qué le ven”, cuando todos los chicos babean por una que no es que nos parezca fea, simplemente nos parece que “no es para tanto”. Y supongo que vosotros pensaréis lo mismo cuando las chicas alucinamos con un chico totalmente “del montón”. Supongo que ahí está la gracia, en que el atractivo es algo que sólo captamos desde el sexo opuesto.

Qué bella

Qué bella

Sigue leyendo

Motivos

Desde que nacemos, las mujeres tenemos el control sobre los hombres en una cosa muy importante: cuándo nos apetece y cuándo no nos apetece jugar a las cartas con nuestra pareja.

Aparte de eso, somos superiores en algunas otras cosas:

  • Mentir sin titubear.
  • Poner excusas sin balbucear.
  • Manipular sin sentirnos culpables.
  • Fingir alegría cuando ganamos a las cartas.
  • Sobrevivir una semana solas sin desayunar, comer y cenar pizzas precocinadas.

Los hombres saben hacer estas cosas también, pero deben de tener dañado el córtex encargado de no parecer idiotas, en el más serio y estricto sentido de la palabra, cuando mienten. ¿Alguna vez habéis visto a un niño de seis años diciendo “yo no fui” mientras sujetaba una pelota con la mano derecha y escondía con sus piernecitas un jarrón roto? Pues a los 20, lo mismo. A los 30, siguen igual. Sigue leyendo

Nos lo merecemos por mentir

Empiezo el post de hoy cagándome tanto en WordPress como en mi portátil. Señores de WordPress, ¿qué me vais a hacer, eh? Y continúo haciendo una mención especial al Señor X, porque uno de sus comentarios me ha “inspirado” para un post: eres mi musa, Señor X.

Todos, tanto chicos como chicas, somos unos mentirosos. En el fondo, que pasemos los unos de los otros después de quedar una (o como mucho un par de veces) es totalmente lógico. Entre el alcohol, el maquillaje, el push-up, las bragas-faja, las medias reductoras, los taconazos, los cincuenta litros de perfume encima y los perreos pecaminosos contra cualquier superficie vertical lo raro sería no ligar. Sigue leyendo

Helado de chocolate, película lacrimógena y pañuelos

El otro día publiqué un post sobre rupturas y dejé en el aire que una mujer “dejada” es totalmente diferente a una mujer que rompe una relación. Mientras que los hombres terminando siempre volviendo a suplicar, las mujeres actuamos de manera aleatoria, combinable y caótica. Sigue leyendo

Tipos de mujer II

Más de una persona me ha preguntado si habría segunda parte del post “Tipos de mujer”, os habéis acostumbrado a que escriba las entradas en dos partes, ¿o qué? Sé de sobra que faltan algunos tipos; si me hubiera puesto a decirlos todos, tendríamos hasta mañana. Pero si queréis más… aquí tenéis alguno:

Desesperadas

Se caracterizan porque aguantan todo lo que les hace la persona que les gusta. Hacen un pacto con el diablo en el que ofrecen su dignidad y su orgullo a cambio de la sobresaliente capacidad de fingir orgasmos para satisfacer a su hombre.

No quiero tener que volver a mencionarlas, pero podríamos decir que son, en parte, mujeres inseguras. El lumpen del terreno amoroso.

 Frías materialistas

Para ellas, el atractivo de un hombre es directamente proporcional a su cargo y a la cantidad de dinero que haya en su cuenta. Ejemplo más claro: millones de lectoras de 50 sombras de Grey. Todos sabemos que si el protagonista fuera fontanero en lugar de un CEO hipermegamultimillonario, su rollito de dar azotes, latigazos y ataros a los barrotes de la cama os parecería de depravado.

Trabajo ideal: Prostituta de alto standing.

Coqueteras

Doy las gracias a Pepe por este término tan fino que sustituye al burdo y basto “calientapollas” de toda la vida. Lo más gracioso de estas chicas es que ellas son plenamente conscientes de lo que hacen y les encanta. Miento, en realidad lo más gracioso de estas chicas es que creen que acostarse con un chico es de “guarra”.

Claro, maja, claro, liarte con él contra la pared de la discoteca durante toda la noche arrimándole cebolleta y susurrándole cochinadas al oído está muy aceptado por la Biblia. Te van a beatificar.

 Artificiales

Silicona en labios, pecho y culo. Ropa siempre ajustada, corta y escotada. Tienen que comprar tallas enormes para que sus tetas quepan en las prendas. Se las reconoce por lo obvio cuando las miras de perfil; y, de frente, se caracterizan por parecer un besugo de hace una semana.

Pero no nacieron con silicona hasta en el alma; antes fueron chicas normales con el sentido estético anclado en la Pamela Anderson de “Los vigilantes de la playa”. Cuando aún están sin operar, se las reconoce por los morritos de pato retrasado que ponen hasta para pedir la hora, las fotos tomadas en su baño en plano cenital y la cantidad, por encima de la media, de ropa con estampado de leopardo.

No sé si queréis más, yo creo que ya está más que bien por hoy. Los insultos como siempre: abajo, de manera ordenada y premio la originalidad; no me mandéis a fregar, ya está todo fregado.

525855_10150767633338326_441158647_n

Ta to fregao

Tipos de mujer

Me habéis puesto a caldo hasta quedaros a gusto antes de dejarme terminar lo que había empezado. Un post sobre los tipos de hombre, amigos, no tiene sentido sin su correspondiente post sobre los tipos de mujer. Hay muchas, y casi todas muy malas.

Antes de empezar a clasificar mujeres como si fueran rocas, tengo que decir que ayer olvidé añadir el grupo de los informáticos; tal vez porque es el único en el que el 90% de los miembros son decentes; así que no tenía “chicha”.

Comida casa Pernille

Se nos coló un hombre

 Allá voy con los tipos de mujer:

Inseguras

Todos tenemos la típica amiga que cada fin de semana tiene que liarse con un chico para no sentirse fea. Intentan que todas sus amigas estén de peor ver que ella para reafirmarse. Cuando tienen novio desaparecen; y, si aparecen algún día (por supuesto con él), te mirarán como fieras cada vez que le hables.

 Pero bueno, no me voy a cebar con este tipo de “mujer” porque dan bastante pena y no es plan de atacar a mi género.

Divas

Discoteca llena de gente bailando borracha, música cutre. Llega la diva. Se toca el pelo y entra moviendo las caderas al ritmo de la música mientras se quita el abrigo mirando con condescendencia a la multitud. Realmente no están mirando a nadie, fijan su vista en el infinito mientras piensan en lo maravillosas que son y en que, en ese bar, ni en ninguno, tienen competencia.

Me llamábais diva. PA' TU CHIQUILLO.

Me llamábais diva. PA’ TU CHIQUILLO.

Son jodidamente insoportables; a no ser que sean inseguras camufladas; en ese caso, dan aún más pena.

Despechadas

Las típicas que siguen pilladas por su ex-novio, así que se dedican a liarse con otros, o a publicar en su Facebook toda su vida para que él lo lea. El resto de las mujeres son competencia. Montan escenitas, pollos y obras de teatro completas. Escucharlas a ellas es como escuchar las letras de un disco de “Pimpinela”.

 Chicas “Perro del Hortelano”

Los chicos las conocéis de sobra. Son las típicas que os dejan y hacen lo que les da la gana, hasta ahí normal; pero en cuanto os acercáis mínimamente al espacio vital de una mujer que no sea ella… PREPARÁOS PARA AGUANTAR REPROCHES Y LLOROS. Si dais con una de éstas, vais a tener que aguantar cómo ella se deprime y se pone mustia cada vez que tú conoces a alguien, mientras ella publica fotos con su nuevo novio en su muro de Facebook.

Chicas de grupo

Las típicas chicas que siempre se mueven en manada, hablan muy agudo y, cada vez que salen, hacen algo “súper cool”, como disfrazarse todas de lo mismo, ir a tomar cócteles y luego “a la caza de hombres, tíiiiia”. Lo bueno de las chicas de grupo es que no suelen ser de ninguno de los otros tipos, van bastante a su aire.

382959_10151317593509586_770923688_n

Eso sí, en cuanto falta una, van a criticarla; pero de la manera en que sólo las mujeres sabemos criticar: intentando dar la impresión de que no es una crítica, sino una simple preocupación por ella, porque “la notamos distante y diferente, tal vez le pase algo”.

Chicas-chico

La típica chica que siempre está rodeada de chicos y no porque esté buena, sino porque es prácticamente una de ellos (sin ser una marimacho). Hablan de cualquier tema con naturalidad y no se espantan cuando les ponen un vídeo porno o alguien cuenta un chiste cruel.

El libro

Roba-novios

Es una categoría, sí. Aunque no parezca posible, hay chicas a las que sólo les atraen los chicos que tienen novia. Y les atraen aún más si la novia es amiga suya (bueno, amiga). Supongo que son una subcategoría de las “Inseguras”, necesitan saber que pueden conseguir al novio de una amiga para sentirse mejor con ellas mismas. Triste.

Lo bueno de este tipo de chicas es que te libran de los mamarrachos. Si tu novio llega a ponerte los cuernos con ella es que no merecía tanto la pena.

Pagafanteadas

Las típicas chicas que siempre tienen un pagafantas al lado. La mayoría de las veces ni se enteran de que su amigo está pillado por ellas, así que en el fondo no son malas. Eso sí, el resto de la humanidad sufrimos por el pobre chico, al que se le nota a la legua que está hasta las trancas por ella. Ella confía plenamente en su amigo, le cuenta todos sus problemas, sí, incluso lo mal que se lo está haciendo pasar ese chico tan terriblemente atractivo para ella (y tan terriblemente mamonazo para él) que pasa de ella.

En cuanto a la clasificación fea/guapa, no tiene sentido con las chicas. En general somos más sentimentales que los chicos, y lo de poner el listón por el suelo no es lo nuestro, salir con un chico por salir con alguien no es algo que generalmente podamos hacer. Y, en la mayoría de los casos, ni siquiera para el sexo casual son capaces de estar con alguien sin que exista, al menos, atracción física (por mucho alcohol que corra por nuestras venas), ya que podemos sobrevivir sin sexo durante más de dos días, a diferencia de los hombres.

Ni ella lo haría

Aquí termina mi post de hoy. Ruegos, preguntas e insultos abajo, por favor.